Estás aquí: InicioServicios > Obras de hormigón > Cimentaciones

Cimentación en la construcción de naves.

La construcción de naves ganaderas, naves agrícolas y naves industriales implica una correcta ejecución de la cimentación de la nave, en correlación con la estructura prefabricada de hormigón que se vaya a montar y donde se haya estudiado y comprobado la tensión admisible del terreno donde se va ubicar dicha nave.

 

Cimentación nave ganadera. Sarria.

                       Cimentación para nave ganadera. Sarria, año 2006.







La cimentación de naves debe ejecutarse bajo los siguientes principios:

 

Un correcto replanteo de los ejes de pilares, según planos para estructura prefabricada, donde se delimitan las dimensiones de zapatas, zanjas de cimentación y cotas finales a que debe quedar cada parte de la estructura prefabricada que va encajarse en dicha cimentación de nave.
Es importante determinar con antelación si existen o no interferencias subterráneas a desviar o integrar dentro de la cimentación de la nave. Evitando perforaciones posteriores.
Al proceder a la apertura de las zapatas y zanjas de cimentación para la construcción de la nave ganadera, nave agrícola o nave industrial, el hormigonado de dichas zapatas deberá realizarse a continuación, para evitar corrimientos de los taludes que llenen los pozos de cimentación de tierra siendo necesario volver a realizar la excavación de las zapatas.

 

Para que la armadura no entre en contacto con la tierra se deberá echar al menos una capa de hormigón de limpieza de 10cm de espesor.
Las armaduras deberán corresponderse con planos en cantidad y disposición. Se controlarán la longitud de espera y el solape de las armaduras, así como que estén limpias y atadas correctamente. El espesor de recubrimiento de las armaduras debe ser al menos de 3cm .

Para el hormigonado del resto de las zapatas y zanjas de cimentación hasta cota final, se utilizará el hormigón que exijan las Normas de construcción y las propiedades y tensiones admisibles del terreno donde se vaya a construir la nave ganadera, nave agrícola o nave industrial . Se deberá controlar que definido el tipo de hormigón (dosificación de cemento y ambiente de exposición), el mismo se suministre desde una central homologada con Certificado AENOR y que a su puesta en obra no presente principios de fraguado, desecación o segregación. Durante el vertido, el hormigón se vibrará para una uniforme distribución del mismo, consiguiéndose un acabado compacto y sin poros.

Si la temperatura ambiente durante el hormigonado es inferior a 0ºC o superior a 40ºC se deberán añadir aditivos específicos.

Si es necesario encofrar los parámetros exteriores de las zapatas o zanjas de cimentación para evitar un excesivo consumo de hormigón en zapatas o zanjas de cimentación, se tendrán en cuenta que los diferentes elementos del encofrado mantienen la estanqueidad y rigidez adecuadas, así como que no se han desviado en más/menos 4cm respecto a las dimensiones teóricas. Transcurrido el periodo de desencofrado de al menos 18h se procederá a su desencofrado.

Obras ejecutadas

Seleccione el tipo
de trabajo