Estás aquí: InicioServicios > Movimiento de tierras > Afirmados

Afirmados , Terraplenes y Firmes


Esta unidad consiste en la extensión y compactación de suelos procedentes de las excavaciones, en zonas de extensión tal que permita la utilización de maquinaria de elevado rendimiento. Su ejecución incluye las operaciones siguientes:

· Preparación de la superficie de asiento del terraplén

· Extensión de una tongada

· Humectación o desecación de una tongada

· Compactación de una tongada

· Comprobación

Afirmado camino. Ciaurriz.

 

  • Preparación de la Superficie de asiento del terraplén:

Si el terraplén tuviera que construirse sobre un firme existente, se escarificará y compactará.
Si el terraplén tuviera que construirse sobre un terreno natural, se efectuará el desbroce del citado terreno y la excavación y extracción del material inadecuado. Para conseguir la debida trabazón entre el terraplén y el terreno, se escarificará éste de acuerdo con la profundidad prevista y se compactará en las mismas condiciones que las exigidas para el cimiento del terraplén.
En zonas de ensanche o recrecimiento de antiguos terraplenes se prepararán éstos a fin de conseguir su unión con el nuevo teraplén. Si el material procedente del antiguo talud cumple las condiciones exigidas para la zona del terraplén de que se trate, se mezclará con el del nuevo terraplén para su compactación simultánea, en caso negativo será transportado a vertedero.
Cuando el terraplén haya de asentarse sobre un terreno en el que existan corrientes de agua superficial, se desviarán fuera del área donde vaya construirse el terraplén, antes de comenzar su ejecución. Si el terraplén hubiera de construirse sobre terreno inestable, turba o arcillas blandas se asegurará la cimentación de este material o su consolidación.

  • Extensión de las tongadas:

Una vez preparado el cimiento del terraplén se procederá a la construcción del mismo, empleando materiales que cumplan las condiciones establecidas, los cuales serán extendidos en tongadas sucesivas, de espesor uniforme y sensiblemente paralelas a la explanada. Su espesor será lo suficientemente reducido para que con los medios disponibles se obtenga en todo su espesor el grado de compactación exigido. Los terraplenes sobre zonas de escasa capacidad de soporte se iniciarán vertiendo las primeras capas con el espesor mínimo necesario para  soportar las cargas que produzcan los equipos de movimiento y compactación de tierras.

  • Humectación o desecación

Una vez extendida la tongada, se procederá a su humectación si es necesario, cuyo contenido mínimo se obtendrá a la vista de los resultados de los ensayos.

  • Compactación:

Conseguida la humectación más conveniente se procederá a la compactación mecánica de la tongada. En la coronación de los terraplenes la densidad que se alcance no será inferior a la máxima obtenida en el ensayo de Próctor Normal.
Las zonas que por su reducida extensión o su pendiente, no permitan el empleo del equipo que normalmente se esté utilizando para la compactación de los terraplenes de zahorra, se compactarán con los medios adecuados al caso.

  • Comprobación:

Los materiales a emplear en los terraplenes, procederán de las excavaciones y ocasionalmente de préstamo cuando así se defina por la Dirección de Obra, debiendo reunir los requisitos exigidos en el artículo 330 del PG-3 para suelos adecuados en el núcleo y seleccionados en la coronación del terraplén. Para la caracterización de los materiales que se utilizarán en los núcleos de terraplén se remitirá al Estudio Geotécnico marcado en proyecto. Para establecer la idoneidad de los materiales que se utilizarán en las coronaciones se realizará un único control sobre los mismos que consistirá en establecer su categoría como suelo seleccionado.
El control sobre los materiales extendidos consistirá en controlar la compactación de los mismos.

 

Obras ejecutadas

Seleccione el tipo
de trabajo